La mar de cookies, una pastelería sin gluten y sin lactosa

Después de meses sin probar palmeras de chocolate ¡por fin he podido catarlas! Ha sido gracias a ‘La mar de cookies‘, una pastelería de Torrelodones que conocí en Internet y con la que me he vuelto loca nada más entrar.

IMG-6580

Es un local muy cuco que abrió en junio y en el que al frente está Susana, una mujer majísima que me atendió superbién y me aconsejó sobre todo lo que tenía dudas. Todos sus productos son sin gluten y sin lactosa y además ¡están buenísimos!

IMG-6557

Susana abrió la tienda por un motivo más personal que de negocio ya que su hija pequeña es celiaca y ella es sensible al gluten. “Harta” de comer productos envasados, decidió formarse “y abrir la tienda para que la gente pudiera comer algo más decente”. Desde entonces, su clientela no para de darle las “gracias”. ¡Y no me extraña!

IMG-7632

Es la primera tienda de ‘La mar de cookies’ que abre en Madrid y gracias a ello va gente a su local del centro, las afueras como Móstoles o Fuenlabrada y hasta de Segovia.

IMG-6569

Pues bien. Después de más de media hora en coche que tengo desde mi casa, entré, y entre tanto dulce con pintaza, fui de cabeza a por las palmeras. Las probé y… ¡son de verdad! Estas saben a las tradicionales palmeras y además de las ricas. Nada de esas envasadas, no, no. Son de las que muerdes y el hojaldre está blandito y el chocolate ¡buenísimo! Las recomiendo sin duda. Es más, son las que utilicé para la foto de perfil de mi presentación como La intolerante, así que imaginaos lo que me gustan.

IMG-6567

No es lo único que compré, también me llevé a mi casa dos napolitanas de crema que están de muerte, según me contó Susana es uno de los productos estrella de la tienda. La crema no empalaga nada y me aguantaron dos días sin ponerse duras. Tengo que decir que casi me gustan más que las normales aunque estas son algo más pequeñas. Sin embargo, creo que el tamaño es perfecto porque ahora que me sienta mal todo prefiero no comer hasta reventar. Así que… otro producto que tenéis que probar sin dudarlo. Por supuesto, también las hay de chocolate.

IMG-6711

El pan siempre ha sido mi perdición pero desde que me detectaron la intolerancia al trigo he comido pan de goma, de plastilina, del que se hace bola, del que parece una suela de zapato y de ese que parece que estás mordiendo un trozo de alfombra llena de polvo… Eso en cuanto a la textura porque en cuanto al sabor ya ni hablo. Pues bien, en ‘La mar de cookies’ el pan ¡es pan! Compré un pan de chapata que va al peso que aunque el sabor es diferente al del tradicional está muy bueno. Es un sabor distinto pero la textura es perfecta. Me duró hasta el día siguiente perfecto y luego lo congelé en rodajas. Cada mañana lo saco para la hora de la comida y ¡listo!

IMG-6750

También compré la barra normal que me costó como un euro y medio, pero es un precio aproximado ya que también va al peso. Esta tengo que decir que aunque también está buena y es más parecido en sabor a la pistola de toda la vida, se me quedó dura enseguida, pero Susana me dijo que hay muchos clientes que lo compran y lo meten al congelador con fiambre y todo para el día siguiente el bocata del cole de los niños y está genial. Así que si quieres comprar una barra para comerte en el día perfecto, pero para las tostadas del día siguiente…

IMG_6549

Y por último, un pan de hogaza que ha sido ¡mi favorito! Cuesta 3,99 pero está tan bueno que merece la pena y además puedes partirlo en rebanadas y congelar. ¡Mirad qué pinta!

IMG-7653

¿Balance? Muy positivo. Me llevé 10 palmeras de chocolate y sin él, dos napolitanas de crema, un pan de hogaza, una barra de pan rústico y una de pan normal, todo por algo más de 15 euros.

IMG-6568

Tengo que decir que volveré, no sé si a la tienda física que me pilla bastante lejos pero sí a hacer un pedido y ¡online! Y es que este mes de octubre han empezado a funcionar con pedidos a través de su página web. Esto ya funcionaba en la tienda de Zaragoza, pero desde este mes, los ‘intolerantes’ de Madrid, ya podemos pedir nuestros dulces favoritos y tener garantizado que nos llegará con la misma calidad que si hubiéramos ido allí y ¡en el mismo día!. Os adjunto aquí la página web por si queréis echar un vistazo y comprar algo ya que los gastos de envío salen por unos dos euros y medio más o menos y gratis si el pedido supera los 25 euros. Ya no tenéis excusa para poneros las botas con los dulces como antes, así que ¿a qué esperáis?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *