Oh! My Bio, los supermercados ecológicos con productos sin gluten y sin lactosa a precios asequibles

En busca de alimentos sin trigo y sin lactosa di con Oh! My Bio. Es un súper ecologico que está en Madrid tanto en la calle Hortaleza como en Raimundo Fernández Villaverde, y en León en la calle Burgo Nuevo 22. Tiene cantidad de productos aptos para nosotros y tengo que decir que los precios no son disparatados para las cosas que me he encontrado por ahí.

La conocí gracias a mi coordinadora que me habló de este sitio y me trajo dos hogazas de pan de espelta normal e integral a la redacción. Tengo que decir que el día que probé este pan casi me echo a llorar. Es lo más parecido al pan normal que he probado y me ha durado hasta una semana en la típica bolsa de tela para guardar el pan.

La semana pasada fui a echar un vistazo y compré el pan de hogaza de nuevo (o como me gusta llamarlo a mí el pan de Heidi). Me lo cortaron en rebanadas y me aseguraron que no llevaba lactosa aunque no me aseguraron que no llevara trazas de frutos secos, huevo etc… debido a la contaminación cruzada. Me costó 2,20 euros y lo tengo en el congelador para podérmelo llevar al trabajo para cenar. Aviso que el pan de espelta lleva gluten. Yo puedo tomarlo porque tengo intolerancia sólo al trigo tradicional.

También lo utilizo para el desayuno, ya que mi nutricionista me aconsejó desayunar una rebanada de pan con pavo o jamón york, sin gluten y sin lactosa, y membrillo. Yo lo tuesto con un poquito de margarina Flora, que no lleva ni lactosa ni gluten, en la sartén y tengo que decir que está muy bueno y más cuando con los días se va poniendo duro.

Aprovechando la visita me compré espaguetis y fideos de espelta y harina del mismo cereal ya que me dijo el dependiente que era lo más parecido en sabor al trigo tradicional. ¡ Y tenía razón! La harina me salió a 1,95 euros y la pasta a 3,73 euros, un precio que aunque parece alto, en herbolarios he llegado a pagar hasta 5 euros por pasta muy parecida y esta está buenísima y es muy fácil de hacer. No necesita más tiempo de cocción que la pasta normal.

Lo malo que al igual que el pan llevan gluten y para los celiacos no es apto. Aunque hay una sección sin gluten con mogollón de cosas.

También tengo que decir que es más caro el producto que podemos comprar en un súper normal ya que este es ecológico pero más barato que un herbolario como ya he dicho anteriormente.

También me compré un par de yogures sin lactosa pero estos no me sentaron muy bien, aunque no sé por qué. Con algunas marcas me ha pasado pero como este era ecológico pensé que me caerían bien. El pack de dos me salió a casi 2 euros. Eso sí, el vaso es monísimo y me sirve para tomar medidas para hacer bizcocho y esas cosas.

El balance es positivo porque hay muchísimas cosas y el pan está muy bueno, así que volveré, al menos a por los productos de espelta que son hasta ahora los que he probado, y por supuesto, a por el pan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *