Una merienda infantil y divertida sin gluten y sin lactosa a base de fruta

Con motivo del Día Universal del Niño he decidido hacer una merienda sin gluten y sin lactosa muy divertida para los más pequeños a base de fruta. Sana, fresca y con la que los niños alucinarán y se lo pasarán en grande al hacerla y comerla.

Solo se necesitan uvas, fresas, peras, queso de sándwich, sirope de chocolate, palillos de pinchos y normales, y aceitunas negras. Tanto el queso de sándwich de la marca Hacendado como el sirope también del Mercadona son sin gluten y sin lactosa.

Vamos a hacer un erizo, tortugas Ninja y serpientes. Unos platos muy chulos con los que los peques aparte de merendar bien, pasaran un rato muy divertido. Yo hice la prueba con mi Pablito (el ahijado de mi marido) y ¡se volvió loco con Púas!

Erizo de pera, uvas y aceitunas negras

Cogemos una pera, preferiblemente de conferencia por la forma y la textura, y pelamos la mitad que será la cabeza del animal como muestra la foto.

Cogemos una uva, yo las compré sin pepitas para que el niño no se atragantara, y le pinchamos un palillo redondo con pincho por los dos lados. Dejamos la uva más o menos a la mitad del palillo y lo pinchamos en la uva justo siguiendo la línea que hemos dejado al cortar la piel.

Hacemos lo mismo hasta llenar toda la parte de la pera que ha quedado sin pelar para que simulen las púas. Yo necesité unas 40 uvas con sus 40 palillos.

 

Los ojos se pinchan también cogiendo dos de las uvas más chiquititas para hacer la córnea. Para el iris, cortas una aceituna negra por la mitad y con una de las mitades se haces dos rodajas y la otra mitad la utilizamos para la nariz… ¡y listo!

 

Serpientes de uvas y fresas

Sólo hay que coger un palillo de pincho moruno y llenarlo de uvas pinchándolas por la mitad, hasta llegar al final. Ahí pincharemos la fresa, que hará de cabeza, pinchándola por el tallo y con cuidado de que no salga por el otro lado. Y así tantas veces como serpientes queramos. Para hacer los ojos, con una pajita o con un palillo, se hace un círculo en una loncha de queso de sándwich y para el iris ponemos un poco de sirope de chocolate. Tanto el queso como el sirope son comprados en el Mercadona y son sin gluten y sin lactosa.

Tortugas Ninja de manzana y uvas

Cogemos una manzana verde y la partimos por la mitad para hacer el caparazón de la tortuga. Cogemos seis palillos redondos con pinchos en los dos extremos y los pinchamos uno en la parte anterior, otro en la parte posterior y dos a ambos lados para hacer la cabeza, la cola y las cuatro patas. Para los ojos, lo hacemos con una loncha de queso como los de las serpientes y el iris y el antifaz con sirope de chocolate, dibujándolos con un palillo.

Y así, tenemos tres animalillos para que los peques merienden de una manera diferente, sana y divertida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *