Las máquinas expendedoras con productos sin gluten y sin lactosa ya son una realidad

El otro día fui al Hospital Rey Juan Carlos de Móstoles y vi en la sala de admisión una máquina expendedora que llamó mi atención. Tenía productos sin gluten, sin lactosa, sin azúcar… y decidí hacer una fotografía porque no pude contener mi emoción por este gran avance para personas con alergias e intolerancias alimenticias o con enfermedades como la celiaquía o la diabetes. Así que me he puesto en contacto con Easy Vending, la empresa que ha lanzado estas máquinas, para conocer más su iniciativa.

Como ya os dije, desde que me detectaron la intolerancia a la lactosa, no he parado de hacerme pruebas. Pues bien, la semana pasada fui a pedir una cita al digestivo y en la sala de admisión me encontré esta máquina con productos aptos para nosotros. Había productos de Kaiku sin lactosa y hasta fiambre sin gluten y sin lactosa, además de numerosos productos a los que no pude ver bien el etiquetado. Me sorprendió para bien y no sólo porque tuviera productos que podemos comer todos, sino porque había variedad y no sólo las típicas barritas que puedes obtener en cualquier máquina expendedora.

Así que después de casi llorar de la emoción con esta máquina, me puse en contacto con Raquel Sánchez Fernández, directora de marketing y grandes cuentas de Easy Vending, y gracias a su atención e información, puedo compartir con vosotros esta gran iniciativa que nos hace la vida y la espera en los hospitales más fácil.

Easy Vending es la marca comercial bajo la que se unen las empresas de servicio vending Comasa, Dispenmatic, Globalven y Rafvending. Surgió en el año 1985 de la mano de Agustín Flores Flor ante la necesidad de ofrecer un servicio de café para las empresas. Sin embargo, 30 años después, han surgido nuevas necesidades, y las máquinas expendedoras de Easy Vending se han adaptado a las demandas saludables de los consumidores. Una demanda que va acompañada también de las necesidades de un sector de la población con problemas de intolerancia alimentaria y de salud, tales como la celiaquía, la diabetes y la intolerancia a la lactosa.

Por ello, en el año 2016, junto al Hospital San Carlos de Madrid, surgió un proyecto para ofrecer a los consumidores productos alternativos a los convencionales bajo en azúcares, aptos para celiacos, para intolerantes a la lactosa… Una acción pionera que ha sido reseñada en varios medios de comunicación y con la que han logrado satisfacer la demanda de opciones más sanas a disposición de pacientes, empleados y visitantes. Sin embargo, no sólo está presente en dicho hospital, los hospitales Quirón y el Hospital Rey Juan Carlos de Móstoles, entre otros, también disponen de este servicio, además de numerosas empresas privadas.

Según Raquel Sánchez Fernández, directora de marketing y grandes cuentas, “el vending saludable está teniendo una gran acogida por parte de los clientes” ya que disponen de un gran abanico de productos, como ya he comentado antes, sin azúcar, sin gluten, sin lactosa, pero también aptos para veganos, para vegetarianos, de comercio justo, ricos en fibra, orgánicos/naturales, de agricultura ecológica certificada e incluso producto fresco. Este último, uno de “los más demandados”.

Sus productos están pensados para cubrir las principales comidas del día mediante ensaladas y frutas, o para saciar el apetito entre horas con snacks de frutos secos o yogures. Además, cuentan con una gama que ha sido certificada por tener procedencia de Agricultura Ecológica Acreditada, avalada por instituciones oficiales y apta para veganos y celiacos.

Como su objetivo más inmediato es “cubrir las necesidades del consumidor”, a través de sus máquinas expendedoras, la empresa ha creado específicamente un etiquetado para indicar productos específicos (sin gluten, sin lactosa, natural, vegano, comercio justo, bajo en azúcar), y ha implementamos máquinas de última tecnología que permite al usuario en la pantalla ver los valores nutricionales de cada uno de los productos.

Hay que señalar que no todos los productos son sin gluten y que el precio de este ‘vending saludable’ “es algo más elevado” aunque, según Raquel Sánchez Fernández, gracias a la demanda que se está produciendo, empiezan a tener “precios más igualados a los productos tradicionales”.

Así que, poco a poco, las necesidades de personas como nosotros, con intolerancias, enfermedades o alergias alimenticias, se ven más cubiertas y tenemos más fácil el acceso a productos aptos gracias a iniciativas que nos hacen la vida más fácil como la lanzada por Easy Vending y el Hospital San Carlos de Madrid. ¡Gracias!

La Intolerante

A continuación comparto una nota de prensa para que las empresas conozcan más las máquinas vending, en concreto sus beneficios y su diseño previo por si están interesados en colocar una de ellas en el lugar de trabajo, cuidando así la salud de sus empleados.

Beneficios de instalar una máquina Easy Vending en una empresa

Los aspectos positivos que aportará la instalación de una máquina Easy Vending son numerosos y todos los trabajadores se pueden aprovechar. Numerosos estudios han demostrado que una dieta equilibrada y saludable ayuda a reducir el deterioro de la memoria y la atención, por lo que se verán beneficiadas todas aquellas personas que requieran una concentración intensa entre sus funciones.

Por otro lado, una buena alimentación que contenga carbohidratos saludables no dañinos, proporcionaran una fuente de energía mayor que aquellos que incluyen refrescos con alto contenido en azúcar o bollería industrial. Por lo tanto, poner a disposición de los empleados alimentos sanos ayudará a aumentar la productividad.

Además de reducir la aparición de ciertas enfermedades, está probado que el consumo de ciertos alimentos sanos como naranjas o frutos secos, reducen el estrés. Independientemente del sector al que se dedique la empresa, todos los empleados se beneficiarán de un descenso de la tensión arterial.

Un diseño nutricional previo

Easy Vending ofrece la posibilidad de realizar la elección de los alimentos que va a contener cada espacio para que se adapte a las necesidades de todas las personas que tengan acceso a él. Así, podrá incluir productos bajos en azúcar, productos aptos para celíacos, productos bajos en grasas, productos bio, productos aptos para veganos, productos sin lactosa o una combinación de todos ellos.

De la misma manera, se pueden confeccionar espacios saludables que incluyan máquinas de café y bebidas calientes para todos los gustos, máquinas de bebidas frías como tés fríos, bebidas vegetales, smoothies o agua de sabores y máquinas de snacks que contengan ensaladas, platos preparados, bollería saludable o fruta, entre otras opciones.

Easy Vending crea ambientes claramente diferenciados que el público identificará a primera vista como proveedores de productos sanos para el organismo y no agresivos para el medio ambiente. De esta manera, el creciente número de consumidores que demandan opciones de alimentación sanas podrá reconocer inmediatamente que se ha pensado en ellos y se le ofrece una opción que hasta hace poco no tenían.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *