Galletas sin gluten y sin lactosa

Si algo me volvió loca y me hizo sentirme impotente cada vez que iba al supermercado era no saber qué comprar ahora que no podía comer ni trigo ni lactosa. Por eso voy a ir poco a poco haciendo post sobre los alimentos aptos donde informaré dónde podemos comprarlos y haré una comparativa.

Empiezo por las galletas. Comienzo por aquí porque el desayuno me desesperaba y las galletas eras casi fijas en mi menú matinal. He encontrado tres tipos aunque seguramente haya más. En cuanto las encuentre, las iré añadiendo.

Las primeras son de la marca Hacendado. Yo con un par tengo de sobra porque están ricas pero están muy dulces y empachan. Están lógicamente en Mercadona y dependiendo del día ronda entre los dos euros y medio, tres euros.

 

Las segundas y muy parecidas, son de la marca Gullón y también consideradas ‘galletas María’. El dibujo es muy parecido y la forma también aunque el tamaño es más pequeñito y su precio algo más reducido. El paquete es más pequeño que el anterior ya que es de 400 gramos en vez de 540 gramos que contiene el de Mercadona.

Personalmente estas me gustan más, quizá porque tienen un sabor más tostado y porque me resulta menos dulce y menos empalagoso. Aunque tengo que decir que alguna vez las he comprado para tartas porque me resultan más prácticas al ser más chiquititas y me han llegado todas rotas, pero quitando que no las he podido utilizar alguna vez para postres, me quedo con ellas.

Además las he encontrado en varios súper como el Carrefour o el Ahorra Más, en este último unos céntimos más baratas. Cuestan en torno a dos euros, quizá un pelín menos, un euro de diferencia respecto a las de Hacendado.

Las terceras son también de marca Gullón y es más dirigida hacia niños. Son perfectas para tomarlas como si fueran cereales, es decir, en un bol lleno de leche. Tienen sabor a cacao y llenan bastante. Son divertidas y con forma de tiburones así que si hay pequeños en casa, es una gran opción para el desayuno y la merienda. Su precio ronda los dos euros y la caja es de 250 gramos.

Estas galletas las he encontrado en Carrefour. Las azules son muy parecidas a las Oreo de toda la vida. Tiene más sabor a vainilla pero dan mucho el pego y están muy buenas. Además, si algo tengo que destacar que es mejor que la marca oficial es que ¡no manchan! Antes cuando comía unas Oreo tenía que ir corriendo a lavarme los dientes porque se me quedaban los dientes, la lengua y los labios negros, y con estas tengo que decir que es una maravilla porque te las puedes comer en cualquier sitio sin pasar vergüenza jeje. Las recomiendo 100% sobre todo a los fanáticos de las Oreo como era mi caso. El precio tanto de las de vainilla como las de chocolate es de 4,10 euros. Las de vainilla me gustan pero las de chocolate… ¡me encantan! Ha sido todo un descubrimiento.

También he encontrado estas dos cajas de galletas más sin gluten y sin lactosa en Carrefour. Os dejo la foto, la marca y el precio aunque todavía no me ha dado tiempo a comprarlas ni probarlas. Una es de la marca Virginias, perfecta para los peques, y están a 2,75 euros. Además regalan unos cubiertos supermonos para ellos.

Otra es de la marca Gullón que parece que son como las maría de arriba pero Digestive. Son sin gluten, sin lactosa y sin huevo y el paquete sale a 2,25 euros.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *