Cómo hacer paso a paso un ramo de chuches sin gluten y sin lactosa

Por San Valentín siempre me ha gustado regalar un detallito y recibirlo. Siempre decíamos “No más de 20 euros” y uno de mis favoritos siempre era un ramo de chuches. Sin embargo, este año no iba a poder recibir el típico de Belros así que me he puesto manos a la obra para hacer ese ramo que tanto me gustaba que me regalaran pero con chuches aptas para mí. Así que aquí os dejo cómo hacer de forma sencilla un ramo de chucherías sin gluten y sin lactosa.

Las chuches son fáciles de encontrar. La mayoría son del Mercadona menos las nubes que son del Carrefour porque las de la marca Hacendado llevan un ‘puede contener trazas de leche’ que yo siempre evito. Cada paquete cuesta un euro y con uno de cada puedes hacer el ramo sin problemas. Aunque si por lo que sea viene alguna menos, más vale prevenir y comprar un par de cada.

¿Qué necesitamos?

-Chuches sin gluten y sin lactosa
-Palillos planos por un lado (para que al meter el palillo en la chuches y en el corcho sin pincharse)
-Palillos de pinchos morunos de madera
-Celo y tijeras
-Un trozo de papel albal
-Un corcho de poliespan
-Un rollo de papel celofán y otro de papel Pinocho
-Cuerda o lazo

¿Cómo se hace?

-Cogemos el corcho de poliespan y lo forramos de papel albal para que las chcuches no toquen la plantilla
-Ponemos cuatro palillos, uno en cada extremo, para que el papel albal no se mueva
-Empezamos a poner chuches siempre de fuera para adentro y pinchadas con el palillo que tiene plano un extremo para no pincharnos. Estos palillos hay que cortarlos a la mitad porque si no sobresalen por abajo.
-Para empezar a rellenar el corcho de poliespan, las nubes son perfectas ya que tapan todo el ancho del corcho y evitamos que se vea.
-El resto del corcho lo rellenamos con el resto de chucherías, siempre al gusto de cada uno. Yo puse primero nubes, luego moras para tapar los huecos, fresas rellenas, besitos, moras de nuevo, otra fila de besitos y finalmente dos moras negras pinchadas en un palillo entero, al ser dos pisos. Y para tapar huecos, utilicé regaliz de pica-pica.

Con esto tenemos una tarde de chuches perfecta pero si se quiere convertir en ramo, sólo hay que seguir unos pasos más.

-Cogemos palillos de pinchos morunos de madera y clavamos unos seis palillos justo en el centro. Con Seis vale y aguanta el peso, pero si se prefiere poner alguno más, no hay problema.
-Se cUbre la parte de las chuches con papel celofán transparecte y lo que sobra se enrolla alrededor de los palillos de pincho moruno.
-Para evitar que se mueva el papel,lo sujetamos alrededor con celo.
-Cogemos el papel Pinocho y rodeamos el ramo para saber la medida.
-Cortamos un poco más deL papel que lo que rodea, y al final hacemos una dobles para que no se vea el corte.
-Colocamos el papel Pinocho alrededor y vamos pegando trozitos de celo pegamos por las dos partes para que el papel no se mueva.
-Enrollamos la parte de abajo alrededor de los palillos y ponemos una cuerda, cinta o lazo para sujetar y decorar.
-Por último cotamos el papel de abajo sobrante, a la altura de los palillos de pinchos morunos… y ¡listo!

Queda así de bonito y perfecto para regalar en San Valentín, en cualquier ocasión especial o porque sí.

Así que ya sabéis, si todavía no tenéis regalo o no teníais ninguna idea de qué regalar, aquí tenéis un regalo muy fácil de hacer y muy dulce. Aunque si preferís bombones, aquí también os enseño cómo hacerlos.

Os dejo el vídeo para que os sea más fácil hacerlo paso a paso.

La Intolerante

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *