Una receta fácil y rápida de torrijas sin gluten y sin lactosa para Semana Santa

El año pasado probé las torrijas por primera vez. Sí, sí, lo juro y las probé porque hizo mi suegro sin lactosa para mí y no le iba a hacer el feo jajaja y ¡me encantaron! Ahora además de sin lactosa necesito que sean sin trigo porque soy alérgica así que para no dar la tabarra a nadie me las he hecho yo solita con la receta que me ha dado mi compañera María. Una receta muy fácil y rápida para hacer torrijas sin gluten y sin lactosa para Semana Santa.

El pan lo compré en La Mar de Cookies. Es un pan de molde que ellos utilizan para sus torrijas y la verdad que me ha ido bastante bien. ¿El precio? 6.60 euros pero me ha servido para hacer unas 14 torrijas de algo más ancho que un dedo.

¿Qué se necesita? (Para 6-8 raciones)

-Pan de molde cortado en rebanadas de algo más de un dedo de ancho
-Medio litro de leche sin lactosa
-Cáscara de limón
-Rama de canela
-Un par de huevos
-Azúcar moreno
-Canela en polvo

¿Cómo se hacen las torrijas?

-Cortas el pan en rebanadas gorditas de algo más de un dedo de ancho.
-Calientas la leche con la cáscara de limón (en espiral) y rama de canela. Cuando vaya a empezar a hervir la retiras, la dejas reposar unos minutos y la viertes en un recipiente.
-Metes las rebanadas en el recipiente lleno de leche y dejas que se empape bien el pan con cuidado de que no se deshaga.
-Una vez empapado el pan, pones cada rebanada en otro recipiente para que escurra el exceso de leche.
-Bates bien los dos huevos y pasas las torrijas.

-Llenas una sartén de aceite y cuando esté caliente, metes las torrijas para que se hagan a fuego medio alto hasta que estén doradas.
-Una vez doradas, pasas las torrijas por una mezcla de azúcar moreno con canela en polvo por las dos caras y ¡listo!

También se puede hacer un almíbar para que queden más mojaditas, pero ya es cuestión de gustos. Para hacerlo sólo se necesita medio litro de agua, cinco cucharadas de azúcar y un chorrito de miel. Se pone al fuego y se va removiendo hasta que hierva. Se deja templar y con una cuchara se echa el almíbar por encima al gusto.

También puedes probar al horno calentando el horno a 160 grados en modo grill y lo dejas cinco minutos hasta que las veas doradas. Lo bueno es que no llevan aceite y son un poco más sanas.

Así que anímate a hacerlas para estas vacaciones de Pascua porque están muy ricas y no se tardan en hacer. Es una receta fácil y rápida de hacer, en lo que se tarda es luego en recoger la cocina jajajaja pero entre bocado y bocado se te hace más ameno.

La Intolerante

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *