Una realidad silenciada: cuando comer sin gluten y sin lactosa por necesidad nos cuesta hasta un 70% más que al resto

La necesidad de hacer la compra sin gluten y sin lactosa lo nota el bolsillo y mucho. Y es que las personas celíacas, sensibles al gluten e intolerantes a la lactosa gastan entre un 40% y un 70% más al año cuando tienen que ir al súper. Una cifra desorbitada que la sociedad que no tiene este problema desconoce.

Sigue leyendo